Bótox

En el Centro de Nutrición y Medicina Funcional (CNMF) nuestro tratamiento con la toxina botulínica o comúnmente conocida como bótox es excelente para prevenir y retrasar la aparición de arrugas, incluso las líneas de expresión menos marcadas. También se utiliza para tratar la Hiperhidrosis (sudoración excesiva) ocasionada por una actividad en exceso de la glándula sudorípara, afectando principalmente la palma de las manos, axilas, plantas de los pies y cara.

La aplicación provoca una mejoría con efecto natural, relaja los músculos de la zona en donde se aplica, como por ejemplo:

  • Frente

  • “Patas de gallo”
  • Entrecejo


Una vez aplicado, los resultados se comienzan a observar a los 3 días y se irán haciendo más pronunciados a los 7 días.



La duración y permanencia de los efectos después de la primera aplicación es de 4 a 6 meses aproximadamente.

Regresar